“MEGAMAN Y EL MONSTRUO”

Había una vez un monstruo que tenia tres ojos y cuatro tentáculos. Era enorme.

Un día el monstruo llegó a la ciudad y se comió a un hombre y a una señora; también intentó destruir la ciudad.

Entonces apareció un Superhéroe que se llamaba “Megaman“.

Lucharon  y lucharon, al final  Megaman consiguió derrotar al monstruo.

De repente, apareció un mago llamado Mario y con un hechizo hizo aparecer de nuevo al hombre y a la señora que el monstruo se había comido. Con otro hechizo consiguió hacer desaparecer para siempre al monstruo.

En la ciudad se celebró una gran fiesta para celebrar que se habían acabado todos sus problemas.

Al superhombre y al mago les dieron una medalla por salvar la ciudad.

Y colorín, colorado quien no se levante de la silla se quedará pegado.

“EL LEÓN Y LA LEONA”

Había una vez un león que estaba herido porque se había peleado con otro león por una leona.

El león herido, que se llamaba Simba, se tumbó a descansar y cuando se despertó ya había recuperado las fuerzas.

La leona Nani, que era su amiga, estaba preocupada por él y fue a buscarlo. Lo encontró en una cueva.

Estaban tranquilamente tumbados en la cueva y de repente oyeron unos sonidos al fondo de la cueva y salieron corriendo.

¡Unas hienas les querían atacar!!!

Las hienas los persiguieron por toda la sábana pero cuando estaban a punto de alcanzarlos se encontraron con una manada de leones.

Se unieron a ellos y todos juntos lucharon con las hienas que al final decidieron huir del lugar.

Después del gran susto todos los leones y leonas juntos hicieron una fiesta para celebrar su victoria.

Y colorín, colorado este cuento que os he contado, el viento se lo ha llevado.